Ondas de Choque

 

La terapia de Ondas de Choque resuelve afecciones que de otra manera podrían requerir cirugía como tendinopatias, espolón calcáneo, fascitis plantar o calcificaciones promoviendo la regeneración y procesos reparativos de los huesos, los tendones y otros tejidos blandos.

 

Esto, aunado a ser una terapia no quirúrgica, sin necesidad de analgésicos, hace que sea una terapia ideal para acelerar la recuperación y curar diversas indicaciones que causan dolor agudo o crónico.